Descargar

El asentamiento humano Carrizales, en Chosica, se formó luego de una expropiación por parte de la empresa Sedapal, que los instaló hace 30 años en ese terreno en las laderas de los cerros que bordean el río Rímac, y que acoge actualmente a más de 500 personas. Paradójicamente, no hay agua potable en Carrizales. Tampoco luz.