Foto de taller comunitario de preparación y respuesta

Un sistema de alerta temprana efectivo debe centrarse en las personas, lo cual define el sistema de comunicación que se dirige a las personas en riesgo.

Un sistema de alerta temprana centrado en las personas debe ser: a) fácil de entender, b) de fácil acceso, c) oportuno, y d) vinculado a acciones ejecutadas antes, durante y después de un evento.

Para desarrollar un sistema de alerta temprana efectivo es importante identificar y analizar las vulnerabilidades de diferentes grupos en función de su cultura, género y otras características relevantes. La información y el sistema de alerta temprana deben responder a las necesidades de cada grupo dentro de una comunidad vulnerable.

Un sistema de alerta temprana efectivo comprende cuatro elementos interrelacionados: un sólido vínculo entre estos cuatro elementos, así como un efectivo canal de comunicación, darán lugar al éxito del sistema de alerta temprana.

Conocimiento sobre el riesgo

El diagnóstico del riesgo requiere una recolección y un análisis sistemáticos de datos. El impacto del peligro depende de los procesos sociales, geográficos, económicos y políticos. 

El daño y las pérdidas causados por eventos del pasado pueden servir para evaluar el impacto del peligro y la vulnerabilidad de la comunidad a dicho peligro. La información sobre la capacidad de respuesta y los recursos será útil para que las comunidades se preparen, respondan y se recuperen después del desastre.

Posibles herramientas: mapeo (mapa social, mapa de recursos, mapas de accesibilidad, mapas de peligros y vulnerabilidades), calendario estacional, recorrido transectorial, entrevistas semiestructuradas, diagnóstico de vulnerabilidad y capacidad (herramienta VCA).

Monitoreo y alerta temprana

El servicio de alerta es fundamental en un sistema de alerta temprana.

Para generar alertas oportunas y veraces se requiere una base científica —que permita predecir eventos de desastre—, así como un monitoreo frecuente. En caso de que el sistema de monitoreo esté disponible, se puede modificar según sea necesario (después de un detallado análisis); y en zonas donde no está disponible, será necesario instalarlo.

Al examinar los dispositivos que forman parte del sistema de monitoreo, es necesario tomar en cuenta la rentabilidad, la tecnología y las posibilidades de reemplazo y mantenimiento a nivel local; se debe dar preferencia a tecnologías locales y simples.

La comunidad debe conocer el sistema de monitoreo; asimismo, en función del diagnóstico de necesidades, es necesario capacitar, organizar campañas de sensibilización mediante afiches, folletos, etc.

Véase: alerta temprana

Difusión y comunicación

Un sistema de alerta temprana es efectivo si se difunde y se comunica de manera adecuada de tal manera que las comunidades sean alertadas sobre el inminente peligro, para lo cual la información debe ser clara, confiable y coherente en diferentes tipos de alerta.

La difusión puede darse a través de talleres de capacitación, actividades de sensibilización mediante afiches, folletos, actividades callejeras, representaciones teatrales, actividades de puerta en puerta, equipamiento con instalaciones necesarias, etc. 

Es necesario analizar la eficiencia del sistema de comunicación tanto durante los simulacros como durante eventos reales, y es necesario abordar las fallas para garantizar la preparación del sistema.

Asimismo, para la difusión y comunicación es posible utilizar teléfonos, radios inalámbricos, sirenas (operadas manualmente), banderas o luces de colores, megáfonos, radio FM y canales de televisión.

Véase: alerta temprana

Capacidad de respuesta

Las comunidades requieren un plan de acción concreto para la respuesta a un desastre que establezca las funciones y las responsabilidades de todos los actores involucrados. El plan debe difundirse en la comunidad y las responsabilidades deben estar claramente definidas.

Asimismo, el sistema de alerta temprana debe incorporarse en las políticas de mitigación de desastres para lograr el objetivo de una comunidad resiliente a los desastres.

Los efectos del desastre pueden disminuir considerablemente al integrar estrategias de mitigación de desastres en las políticas y los planes del país. El sistema de alerta temprana debe formar parte de las estrategias y los programas de RRD locales, nacionales e internacionales con el apoyo de la legislación pertinente.

Para más información, visite http://www.unisdr.org/2006/ppew/  

Consulte: alerta temprana