Fecha de publicación:

 

Las inundaciones son el peligro climático más común y a nivel global causan más daño a la vida y a la propiedad que cualquier otro peligro. Las inundaciones tienen el potencial de arrasar líneas costeras o ciudades enteras con precipitaciones y el desbordamiento de lagos glaciares (Glacial Lake Outburst Floods - GLOF).

Gran parte de los esfuerzos humanitarios y financieros en gestión de desastres se centra en la atención y no en la reducción del riesgo. El impacto global puede disminuir  mediante la preparación de las comunidades, la ejecución de medidas de reducción de riesgo y el fortalecimiento de la resiliencia.

En 2013Zurich lanzó un programa global de resiliencia a inundaciones, cuyo objetivo es generar conocimiento, desarrollar capacidades y diseñar estrategias que permitan a las comunidades afrontar las inundaciones recurrentes. Zurich ha formado una alianza interdisciplinaria plurianual con dos organizaciones humanitarias: la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC) y Practical Action; y dos centros de investigación líderes: el Centro de Gestión de Riesgos y Procesos de Decisión de la Escuela de Negocios Wharton y el International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA). La alianza representa una oportunidad para aplicar la experiencia y las capacidades de cada institución miembro con el fin de generar conocimiento e información que los actores locales puedan poner en práctica para el fortalecimiento de la resiliencia a inundaciones. Además de actividades a nivel comunitario e investigación aplicada, la alianza ha formado un grupo de trabajo para desarrollar una herramienta que permita medir la resiliencia a inundaciones.

Al medir la resiliencia, es necesario tomar en cuenta al menos cuatro factores: 
  • No existe una única solución o herramienta que encaje en todo
  • La resiliencia es un concepto demasiado amplio como para medirse en su integridad
  • Las iniciativas para fortalecer la resiliencia en una parte del sistema pueden afectar a la resiliencia en otra parte de dicho sistema
  • Un sistema de medición de resiliencia debe aplicarse a un peligro específico

Las comunidades son el elemento central de las iniciativas de reducción del riesgo. No obstante, si bien muchas comunidades pueden tener aspectos similares, cada comunidad es única. La herramienta de medición de Zurich combina los cinco capitales (capital social, capital natural, capital físico, capital financiero y capital humano) del Marco de Medios de Vida Sostenibles con las cuatro «R» de la resiliencia

Los cinco capitales


  • Humano: educación, capacidades, salud
  • Social: relaciones sociales y redes, vínculos que promueven cooperación, lazos que facilitan el intercambio de ideas y recursos
  • Físico: bienes producidos por actividades económicas a partir de otro capital como infraestructura, equipamiento, cultivos y ganado mejorados
  • Natural: la base de recursos naturales, incluso la productividad de la tierra y las acciones que sostienen esta productividad, así como el agua y otros recursos que sostienen los medios de vida
  • Financiero: el nivel, la variabilidad y la diversidad de las fuentes de ingresos, y el acceso a otras fuentes de ingresos que generan riqueza
  • Robustez: capacidad para resistir un evento adverso
  • Redundancia: diversidad funcional
  • Recursos en acción: capacidad de movilización frente a una amenaza
  • Rapidez: capacidad para contener pérdidas y recuperarse de manera oportuna 

These four properties determine the resilience of a system. 

The “5C 4R” approach uses quantitative and qualitative data to assess various “sources of resilience”. These sources are then graded, enabling actions to be identified to enhance resilience.

Estas cuatro cualidades determinan la resiliencia de un sistema:

El enfoque «5C-4R» emplea datos cuantitativos y cualitativos para analizar diversas «fuentes de resiliencia», las cuales después se clasifican y permiten identificar acciones para el fortalecimiento de la resiliencia.

El análisis de las fuentes de resiliencia contempla los siguientes factores:

  • Los cinco capitales (5C)
  • Las cuatro cualidades de la resiliencia (4R)
  • Diez temas en áreas de importancia para las comunidades: salud, educación, alimentación, gobierno y temas similares
  • Los cinco pasos del ciclo de la gestión del riesgo de desastres
  • El contexto o entorno en el que se ubica la fuente: interno (comunidad) o externo (medioambiente)

Herramientas para medir la resiliencia:

  • Un entorno de capacitación que permite capacitar a las personas en el uso del marco de trabajo.
  • Una aplicación flexible basada en la web para establecer las actividades de medición, seleccionar los métodos de recolección de datos y asignarlos a los smartphones de los trabajadores de campo.
  • Una aplicación simple y práctica vía smartphone para recolectar datos mediante el método elegido, almacenar los datos y enviarlos a la aplicación en línea al finalizar el trabajo.
  • Un entorno basado en la web que consolida todos los datos para su análisis mediante nuestra rigurosa y coherente metodología de análisis
  • Un método para visualizar y analizar los resultados de la medición y que orienta para la correcta interpretación de los resultados evitando una mala interpretación.
  • Una base de datos para almacenar los resultados de la medición de la resiliencia para un análisis integral y para iniciar el proceso de validación.

En 2014 y 2015, Practical Action y la IFRC implementaron un programa piloto del marco de medición en más de 20 comunidades de Nepal, Perú y México. Con base en los resultados del programa piloto, se harán ajustes a la herramienta para mejorar su aplicabilidad. La herramienta permitirá obtener resultados numéricos para evaluar el nivel de resiliencia a inundaciones de una comunidad. Si bien esta medición cuantitativa es interesante y puede confirmar o alterar lo que ya sabemos, no es adecuada para comparar una comunidad con otra, o para diseñar programas de resiliencia. No obstante, comparar la línea final con la línea de base puede ayudar a rastrear los cambios en las fuentes de resiliencia a través del tiempo. Zurich someterá la herramienta a continuos ensayos y trabajará para desarrollar métodos que permitan medir la resiliencia.